In memoriam ‘Tropicalizado’

El post anterior tenía referencias y daba pie a hablar de un tema que me pareció más prudente dejar para hoy.
El 10 de Junio en las instalaciones del United States Holocaust Memorial Museum en Washington DC. perdió la vida el guardia de seguridad Stephen T. Johns deteniendo a un extremista blanco de nombre James von Brunn que planeo entrar armado al lugar para disparar contra la gente (este blog se siente tríste y lamenta la muerte de un padre de familia a manos de un señor de 88 años que está claramente desequilibrado). Se puede acceder a las condolencias oficiales del museo en un apartado especial en su web.
En este mismo museo, se ha montado una exhibición después de este hecho, que durará hasta diciembre de este año que se titula State of Deception: The power of Nazi propaganda. Si se navega por la página web de la exhibición se pueden apreciar unas piezas visuales verdaderamente impactantes. Su peso cultural puede sentirse aun hoy en día. Al observarles se reciben en un principio sensaciones que remiten a lo prohibido. El proceso que se ha hecho por décadas para desacreditar estos contenidos ha sido efectivo y aun sabiendo que es un ítem en desuso, lo descifras como una pieza con intenciones perversas para después poner una barrera que impide asimilar su mensaje.
Dentro del slideshow mostrado aparece un retrato de Hitler “Der Bannerträger“(“El portador del estandarte”), pintado por Hubert Lanzinger en 1935, donde se muestra un Hitler montando a caballo, flanqueado por la bandera Nazi, vestido en armadura medieval, con una mirada llena de decisión hacia su objetivo. La imagen remite definitivamente a un ideal campeador quien acompañado del símbolo que identificaba a toda un estado, se disponía para la guerra para lograr sus metas.
Der Bannerträger ("The Standard Bearer")

Hablar de la propaganda Nazi y su racismo es más el trabajo de estudiosos que por más de 50 años parecen no dejar de sorprenderse con su eficiencia, vanguardia y lo han documentado exhaustivamente. Esta imagen así como el post anterior me hizo pensar en el racismo y la máquina de propaganda a la que estamos sujetos en México.
Hace 14 años, en 1995, los americanos estrellaron en nuestra cara el profundo racismo que tenemos y el grave problema que causa no quererlo enfrentar. El presidente de esos días, Carlos Salinas de Gortari, vio nacer un movimiento social llamado Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. Cualquier persona mexicana con mi edad o hasta unos años menos, saber perfectamente identificar las siglas EZLN, aunque pocos han tenido la paciencia y el interés para averiguar qué es lo que este movimiento exige y busca. Dicho en pocas palabras y para el servicio de esta entrada, diremos que buscan la igualdad social y el desarrollo en sus comunidades indígenas, que han sido dejadas en el rezago década tras década por el gobierno. Desde la prensa, como el New York Times hasta grupos de rock como Rage Against the Machine denunciaban el racismo y los abusos que viven las comunidades indígenas de México. Una noticia aparecida en esos días de Grunge, drugas duras y Kurt Cobain (defensor de los derechos de las minorías y los gay por cierto) puede ser leída aquí.
El común denominador de estas noticias es la ceguera. Los ojos bien cerrados que como sociedad guardamos en México “Aquí no hay racismo”. Es la frase preferida del mexicano promedio. Y lo creen. Haciendo uso de las técnicas Keyser Söze, han logrado usar el mejor truco del diablo, haciéndonos creer que no existe. Y bueno, para dejar claro que la cosa está vigente, Vicente Fox hace unos años hizo declaraciones racistas por medios oficiales que indignaron a la comunidad internacional y él señor no supo ni como disculparse.
El dueño de este Blog está preocupado por este asunto, sí. Pienso mas en ello de lo que me había preocupado en aceptar, de hecho. Sin embargo hay un ángulo que me gustaría ver en el asunto. El racismo no solo es hacia los indígenas, todos los mestizos que vivimos en este país recibimos todos los días mensajes racistas, ofensivos, denigrantes, deshonrosos; infamias que lanza la publicidad en la televisión, el radio, la media impresa. Internet también. Todos intentando con descaro vendernos productos que ni siquiera están diseñados para nosotros. Miles de comerciales cruzan por nuestros ojos todos los días y lo que vemos son personajes de rasgos europeos invitándonos a acercarnos a su ideal de belleza o caricaturas de nosotros exhibiéndose de formas vergonzosas para que los odiemos o nos riamos de ellos. El mensaje está claro, aléjense de ustedes mismos, apestan. Cambia tus ojos, se más alto, pierde la virginidad más joven, no tengas hijos, desprecia a tus padres, no seas campesino, come menos, come más. Desollarse es la solución. Ódiate.
Lo que me gustaría preguntar es: Las universidades y PhD’s en USA, Canadá y Europa Occidental están claramente despiertos acerca de este mal. Sin embargo, en las mismas universidades en las que se investiga el fenómeno, se preparan publicistas para que vengan a México a “tropicalizar” (el que inventó ese término, merece una bofetada, igual de grande y manchada que la que merece el estúpido que le inventa títulos ridículos a las películas en español) campañas que no se interesan en la forma que refuerzan un mal que es de por sí, ya bastante grave
¿No deberían estas universidades enseñar a sus alumnos que esto está mal? ¿Si tienen el poder para cambiarlo, porque no lo hacen? Obviamente el problema debe ser enredado, pero estoy seguro que el último eslabón se reduce al común denominador de la humanidad: el dinero.
¿Y qué hay de las Universidades Mexicanas que dan Comunicación como carrera? ¿A poco en su primer día de clases en “Introducción a la Comunicación” llega el profesor a decirles –Buenos días, los medios de comunicación están cargados de racismo, aquí les vamos a enseñar como cambiarlo- y proceden a leer al respecto? No creo.
Las Universidades son el sol por el que orbitan todas las esferas culturales de una sociedad. Mientras ellas mismas estén llenas de maleantes que solo quieren hacer el mal, o universitarios sin ganas de cambiar el mundo, seguiremos perdiendo nuestra humanidad. Lo haremos hasta desaparecer y que solo quede una mancha de vergüenza en el suelo.

Advertisements

0 Responses to “In memoriam ‘Tropicalizado’”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




El Duque

Calendario

August 2009
M T W T F S S
    Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

%d bloggers like this: