Teoría NINJA

Me he retirado de las Finanzas, eso ya se sabe. A la mayoría le parece tan aburrido el tema que no se toma la molestia de ponerme a hablar de ese espectro de mi vida preguntando la razón. A algunos otros sí les causa curiosidad sobre todo porque esta muestra de personas asume que una carrera en Finanzas es el oficio de hacer dinero, con dinero ¿Qué puede sonar más fácil, más tecnócrata? Es el sueño de cualquier burgués, manejar grandes sumas que él jamás verá bajo su nombre haciendo más dinero con ellas y que sea así como desquite el sueldo. Podría decir, que como en casi cualquier fenómeno, hay una razón cualitativa y una razón cuantitativa.
El aspecto cualitativo está relacionado a la motivación que me causa el ambiente de trabajo y el corte de los compañeros. De ese prefiero ni hablar.
El aspecto cuantitativo tiene que ver con las habilidades y conocimientos adquiridos para triunfar en el desarrollo de tu carrera como Financiero. Cuando comencé a estudiar la licenciatura tomé materias que requieren bastante tiempo para aprenderse correctamente: Derecho, Cálculo, Estadística, Economía, Contabilidad, Informática, Mercadotecnia, Idiomas. No es un plan de estudios sencillo, la verdad sea dicha, requiere que un fino hilo conductor una todos estos conocimientos técnicos tan diversos para que tengas una idea de que estás haciendo, y no vayas solamente aprendiendo a concebir número e interpretar gráficas por aquí y por allá. Las finanzas son cosa seria.
Estamos en la era de la informática, sin duda alguna el comercio de información en cualquiera de sus modalidades es la industria de mayor importancia. Dejamos atrás el capital como el más poderoso de los factores productivos; el negocio de la tecnología y en especifico la informática eclipsa a todos los demás como fuerza de cambio. Sin embargo el dinero, sigue siendo una fuerza por sí misma, es un poder autónomo, indiferente, y eso es lo que le da todo su poder, la adaptabilidad serena con la que puede cambiar de dueño, de denominación, de color, de lugar.

Money frozen in ice, ice melting

Money frozen in ice, ice melting


Las Finanzas pues, abarcan todos los aspectos de nuestra vida en alguna forma, y dedicarse a ellas es tener una influencia omnipresente en la vida de, me atrevería a decir, todos los habitantes de este mundo. Las decisiones tomadas en base al dinero (¿realmente existen decisiones que se tomen de otra forma?) están conectadas las unas con las otras, aunque pensemos que no ó más bien, aunque el ojo poco observador no quiera verlo. Vivimos dormidos ante el gran poder que tienen nuestras pequeñas decisiones de consumo y cultura financiera. Avanzando más en la carrera pude discernir que todos los conocimientos que iba adquiriendo iban dirigidos a un fin: Engañar.
Así es, hacer Finanzas es la industria de disimular que personas serias, comprometidas y competentes van a hacer llegar a todos la única entidad en nuestro mundo que es útil para cualquiera. El arte de inventar modelos matemáticos de la mayor complejidad posible con la intención de volverlos instrumentos efectivos de confusión masiva, siempre confiando en que la pereza y la apatía de las personas renuncie a estudiar el laberinto de sus términos y terminen por hacer uso de servicios que son poco menos (o debería decir, poco más) que un hurto. Llega tan lejos que tiene aspiraciones metafísicas y el último anhelo de las Finanzas es predecir el futuro. Es decir, ser Financiero es estar a medio paso de ser Político.
Al terminar me sentía orgulloso de las capacidades técnicas que pude cumplir para ganarme mí título, pero estaba destrozado al darme cuenta que en realidad, todo eso me iba a servir muy poco en un medio cuyas capacidades más valoradas son la ambición desmedida, el trato frío de problemas muy humanos, la prisa que siempre parecen tener para todo y la naturalidad para mentir. Yo soy un pésimo mentiroso y no puedo ser indiferente. Puedo odiar algo o amarlo pero no puedo simplemente considerarlo un accidente. Con el tiempo y la practica pude darme cuenta que prefería la teoría financiera que su ejercicio. En su quehacer diario todo se reduce a un empresario diciendo barbaridades y preocupándose por cómo se va a hacer más millonario, como va a ganar más poder, como puede evadir más y mejor los candados de control que el hombre común tiene que seguir. En las Finanzas no hay música ni drama ni creatividad, ni pigmentos o sentimientos. Solo hay dinero.
Me queda claro ahora por qué no hay una materia llamada “Filosofía de las Finanzas” en la escuela. Se vendría abajo todo el Capitalismo. Una teoría que pone todas sus expectativas en la ilusión de que los empresarios-financieros van a hacer el bien a cada oportunidad porque es lo correcto es simplemente una negación horrenda de nuestra naturaleza. Obviamente hay previsiones al respecto y por eso los agentes de la ley ponen leyes y castigan a los infractores que rompen con lo establecido, pero ¿Qué hacemos cuando las leyes, tan imperfectas como sus creadores, son evadidas? ¿Qué pasa cuando los agentes que las refuerzan prefieren dar la espalda a lo que a todas luces es un robo, a cambio de dinero? O simplemente porque es demasiado complicado cambiarlo. Mejor que alguien más lo haga.
Pues bueno lo que sucede es que tenemos un mundo en crisis, con millones de pobres y generaciones condenadas a pagar con trabajo duro por los delirios de unos cuantos chicos listos que vieron la forma de darle la vuelta al sistema. Tergiversaron la verdad e inventaron una propia, donde ellos son mejores y pueden decidir por todos los demás, mientras que los que somos “todos los demás” solo podemos trabajar y anhelar ser, algún día, de esos que están por arriba de lo común.
Leopoldo Abadía explica amenamente (como a mí me lo enseñó a hacer mi gran profesor de Finanzas Públicas en la Universidad) como funcionó el proceso de quiebra mundial que se planearon unos Financieros bien listos al ver la oportunidad y actuaron como el ladronzuelo más bajo, metiéndose una lana al bolsillo de forma ilegal, con dolo y luego se echaron a correr. Todo comienza con su teoría de cómo los sujetos de los bancos de USA pensaron un plan para recaudar más dinero de donde ya no había más, engañando a todo el mundo prestándole a personas que no podían pagar sus créditos, dejando que la avaricia de otros banqueros consumiera su razón y se engañaran pensando que una vez más, todos podían aprovecharse de la situación y gastarse los ahorros de la gente que puso en sus manos el producto de su trabajo (o de otras tranzas, ser mala leche no es exclusivo de una clase social). A estos individuos sin capacidad de pago los cataloga NINJA:
No Income
No Job
No Assets
Los dejo con el video, ojala puedan verlo y después de reírse un rato, decidan darle una pensada y tal vez reestructurar la forma en que ven sus posesiones ¿Se han preguntado quien ha sido pobre para que ustedes tengan comodidades? ¿Cuánto mejor podríamos vivir todos si no hubiera monstruos voraces para los que nunca es suficiente? ¿Puedes vivir deshaciéndote del culto al éxito? Chuck Palahniuk, Martin Amis y Don DeLillo son algunos de los que han sabido mostrarnos muy bien los trastornos que podrían llegar a tener los hombres que voltean a ver el dinero con el desprecio e indiferencia con la que él nos ve a nosotros. Pero esas son caricaturas exageradas para identificar sus personajes con su público lector. Los que sí le miramos de esa forma, solo recorremos un camino solitario, algo incomprendido.

Advertisements

3 Responses to “Teoría NINJA”


  1. 1 Oscar O. Hofmann August 25, 2009 at 1:31 pm

    El divorcio es, en el mejor de los casos, un fracaso, y nos interesa mucho más buscar curar su causa que completar sus defectos. Llámale a esa ex esposa Finanzas, Ingeniería, etc… mucho yo he aprendido gracias a ese “desliz vocacional” con mi nueva mujer. Así pues, si me permiten parafrasear del libro “Esta Historia”, insisto una y otra vez decirlo: “el hombre vive durante años y años, pero solo durante algún tiempo, vive de verdad”. Aplaudo y celebro a todo aquel, que como yo, disfruta de ser un libre y feliz divorciado.

    • 2 El Duque August 25, 2009 at 1:35 pm

      Y yo me pongo de pie! Que mejor escena que llegar al final y decir “Destruyanla”… uff.
      A demás citando a uno de mis personajes favoritos de la serie “Titus”: ¿Sabes porque te cobran tanto en los divorcios? ¡PORQUE VALEN LA PENA! – Papa Titus. 😀

  2. 3 http://timsadventureblog.over-blog.com June 24, 2013 at 10:26 pm

    I love what you guys tend to be up too. This kind of clever work and coverage!
    Keep up the excellent works guys I’ve incorporated you guys to my personal blogroll.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s




El Duque

Calendario

August 2009
M T W T F S S
    Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

%d bloggers like this: